Inicio / Opinión
Santiago Alonso (Asinpe) /
Cómo afectan los periodos sin cotizar a la jubilación futura
Por Santiago Alonso

A lo largo de la vida laboral, un trabajador (ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia) puede no haber estado dado de alta en la Seguridad Social algunos períodos de tiempo, o que haya estado en alguna de las situaciones asimiladas al alta, pero sin obligación de cotizar. En estos casos, durante esos periodos no existe cotización al Sistema de Seguridad Social.

A raíz de esta situación, el Ministerio de la Seguridad Social está formulando una propuesta de reforma del sistema de pensiones, cuyo eje básico es adecuar la edad de jubilación a la esperanza de vida y ampliar el periodo del cómputo, desde los 25 años hasta los 35 años. En este sentido, uno de los problemas a resolver es qué ocurrirá con las lagunas de cotización, es decir, aquellos periodos en los que no se ha cotizado por estar en desempleo o por estar en excedencia por el cuidado de hijos.

¿Qué ocurre con los periodos sin cotizar? Integración de las lagunas de cotización

Como comentábamos anteriormente, dado que se trata de una base reguladora que toma en consideración un periodo temporal tan amplio, las denominadas lagunas de cotización pueden ocurrir con relativa frecuencia. De ahí que, para mitigar los efectos negativos de estas lagunas, la normativa relativa al régimen general de la Seguridad Social (trabajadores por cuenta ajena) prevea unas reglas de integración de tales lagunas de cotización, en otras palabras, estos períodos se integrarán dentro de unas cotizaciones ficticias de la siguiente manera:

El pago mensual de los primeros 48 meses en las que no se acrediten cotizaciones se integrarán con el 100% de la base de cotización mínima -vigente en esos meses en que no hubo cotización-  de entre todas las existentes. Las restantes (a partir de la mensualidad 49) se integrarán, con el valor equivalente al 50% de la base mínima de cotización de entre todas.

Sin embargo, a quienes apliquen la legislación anterior a la Ley 27/2011, las lagunas de cotización se integrarán con la base mínima de cotización vigente en cada momento.

A pesar de estas reglas, es evidente que las lagunas de cotización tienen un cierto impacto negativo en la cuantía de la pensión. Esto es especialmente importante para los trabajadores pertenecientes al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), ya que, en estos casos, la normativa no prevé la integración de la base de cotización mínima, y la base para meses sin cotizaciones se calcula como cero.

¿Cómo evitar las lagunas de cotización?

Desde Asinpe Asesoría nos indican que una forma de evitar estos periodos de no cotización, especialmente en el caso de aquellas personas que dejan de cotizar durante varios años antes de acceder a la jubilación, es a través de la suscripción de un convenio especial con la Seguridad Social. 

Sobre Santiago Alonso

Santiago Alonso es asesor fiscal en Asinpe. Cuenta con más de 20 años de experiencia para grupo inmobiliario, realizando tareas de consolidación fiscal y reportando a central en Madrid, y para grandes empresas (sistema SII) del sector de la alimentación. Gestión fiscal de propietarios de parques eólicos y solares de España para empresa eléctrica del Ibex 35, gestión fiscal de más de 100 clientes entre pymes y autónomos y asesor de cooperativas de trabajo y viviendas.

Comentarios

Muchas gracias por lo claro que lo explicas y por lo pendiente, que siempre estás, de transmitir las novedades y por lo profesional que eres gracias.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.