Inicio / Noticia
Índice Henley Passport /
Los países asiáticos vuelven a desbancar a EE.UU. y a Europa y se hacen con los pasaportes más poderosos
09:00 | 08/01/2020
  • Por tercera vez consecutiva Japón se mantiene en la cabeza de la clasificación ya que pueden acceder a 191 países sin tener visado
  • España, junto con Dinamarca y Luxemburgo, es el quinto pasaporte más poderoso del mundo
  • Los países del Oriente Medio también han logrado grandes ganancias, sin embargo la Dra. Lorraine Charles advierte que estas tendencias están en gran medida impulsadas por los conflictos
Por Futuro a Fondo

Entramos en una nueva década en la que los países asiáticos lideran el Henley Passport Index, un índice que mide el valor de todos los pasaportes del mundo en función del número de destinos a los que pueden acceder sin visado.

Por tercera vez consecutiva Japón se mantiene en la cabeza de la clasificación que está basada en los datos cedidos por La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). Concretamente, los japoneses pueden acceder a 191 países sin tener visado. Al país nipón le sigue Singapur, ya que puede acceder a 190, mientras que Corea del Sur comparte el bronce con Alemania, pudiendo ambas acceder a 189 países.

Por otro lado, antiguos protagonistas como Estados Unidos y Gran Bretaña continúan cayendo en la clasificación. En 2015, ambos ascendieron hasta la primera posición y hoy en día, ocupan la octava. Dentro de los 10 primeros también se encuentran Finlandia e Italia que comparten cuarto puesto, mientras que España, Dinamarca y Luxemburgo el quinto, con 187 países.

Uno de los países que más puestos ha escalado ha sido Emiratos Árabes, que ha conseguido avanzar 47 posiciones en tan solo diez años, situándose así en la 18ª. Mirando hacia el otro extremo, Afganistán cierra la clasificación con tan solo 26 países disponibles..

El doctor Christian H. Kaelin, inventor del índice, señala que estos últimos rankings demuestran el fascinante y rápido cambio que está experimentando el mundo. "El dominio de los países asiáticos es un claro argumento que respalda los beneficios de las políticas de puertas abiertas y la introducción de acuerdos comerciales de beneficio mutuo. En los últimos años, hemos visto al mundo adaptarse a la movilidad como una condición permanente de la vida global. Las últimas clasificaciones muestran que los países que abrazan esta realidad están prosperando, con sus ciudadanos disfrutando de un poder de pasaporte cada vez mayor y la variedad de beneficios que esto conlleva”.

Estos beneficios son muy extensos, de hecho, según los expertos en ciencias políticas Uğur Altundal and Ömer Zarpli, de la Universidad de Siracusa y Pittsburgh, existe una relación muy fuerte entre las libertades de movimiento y otras como la política, económica o individual. "Hay una correlación clara entre la libertad de visado y la libertad de inversión. De manera similar a la libertad comercial, los países que tienen un alto rango de libertad de inversión generalmente tienen pasaportes más fuertes. Estados europeos como Austria, Malta y Suiza muestran claramente que los países con un entorno favorable para los negocios tienden a obtener una puntuación alta en lo que respecta al poder de los pasaportes. Del mismo modo, al utilizar el Índice de Libertad Humana, encontramos una fuerte correlación entre la libertad personal y la libertad de viajar ".

Aumenta la brecha de la movilidad global

Si bien los últimos resultados del índice muestran que, a nivel mundial, las personas pueden moverse más que nunca, también indican una división creciente en lo que respecta a la libertad de viaje. Esta brecha de movilidad global es la más marcada desde el inicio del índice en 2006. 

El doctor Parag Khanna, autor superventas y Fundador y Socio Director de FutureMap en Singapur, señala: "La migración, como con casi todo lo demás, depende de la oferta y la demanda, y, cada vez más, se acepta que más migración crea más demanda, estimulando el muy necesario crecimiento económico. A medida que la economía mundial se encamina hacia una desaceleración sincronizada, debemos ver la migración como parte de la solución, no del problema ”.

Khanna señala que, gracias a la guerra comercial, la inversión occidental se ha desplazado de China hacia el sudeste asiático, trayendo una nueva ola de talento extranjero a los países de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) que han alentado una mayor migración a través de políticas de visas simplificadas. El fuerte movimiento ascendente de Tailandia en la clasificación del índice de pasaportes Henley es una clara ilustración de esta tendencia emergente; beneficiándose de exenciones de visa recíprocas, el país ha escalado tres lugares en el último año y ahora ocupa el puesto 65, con un puntaje de 78 países.

Los países del Oriente Medio también han logrado grandes ganancias como parte de los esfuerzos generales para impulsar el comercio y el turismo. Los Emiratos Árabes y Arabia Saudita treparon cada uno cuatro lugares, mientras que Omán subió tres. Arabia Saudita ahora se encuentra en el lugar 66, con ciudadanos que pueden acceder a 77 destinos en todo el mundo sin una visa previa, mientras que Omán se encuentra en el lugar 64, con un puntaje de 79.

A pesar de estos desarrollos regionales positivos, la Dra. Lorraine Charles, Investigadora Asociada del Centro de Investigación de Negocios de la Universidad de Cambridge, advierte que las tendencias de migración y movilidad en el Medio Oriente están en gran medida impulsadas por el conflicto, que parece continuar en 2020. Citando conflictos cada vez más profundos en Libia, Siria y Yemen, y con las renovadas protestas antigubernamentales en Egipto, Irak y Líbano, Charles señala que "el desplazamiento forzado probablemente continuará dominando los patrones de migración y movilidad en Medio Oriente".

El auge de partidos nativistas y su impacto en la imigración

Tras la victoria aplastante del gobierno conservador en el Reino Unido a fines del año pasado, el futuro de la movilidad y la libertad de viaje entre Gran Bretaña y la Unión Europea sigue siendo incierto. Madeleine Sumption, directora del Observatorio de Migración de la Universidad de Oxford, dice: “El gobierno conservador ha prometido un sistema basado en puntos de 'estilo australiano' que sería más liberal que las políticas actuales hacia los ciudadanos no pertenecientes a la U.E., aunque mucho más restrictivo que la libre circulación. Al igual que con todos los grandes cambios en la política de migración, lo que esto significará para los niveles reales de movilidad sigue siendo extremadamente difícil de predecir”. Observando que la amenaza inminente del Brexit ha convertido a Gran Bretaña en un destino menos atractivo para los ciudadanos de la U.E., Sumption señala que la migración neta de la U.E. al Reino Unido cayó un 59% entre 2015 y 2018.

La profesora de economía de la Universidad Clermont Auvergne (CERDI) en Francia, Simone Bertoli, dice que si bien los países de todo el mundo insisten en que están tomando medidas para atraer "lo mejor y lo más brillante", está surgiendo una imagen bastante diferente: "En lo que respecta a la migración de talentos, durante el año pasado se abrió una brecha preocupante entre política y retórica. La lenta mejora de las condiciones del mercado laboral después de la crisis de 2008, y el aumento concomitante de los partidos políticos nativistas, está reforzando la percepción de la inmigración como una amenaza más que como una oportunidad".

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Lambeteja