Inicio / Noticia
Tecnología y finanzas /
Guerra de comisiones: los roboadvisors siguen presionando a la baja
11:30 | 17/03/2021
  • Los roboadvisors quieren ganar más cuota de mercado y, además de competir con planes de pensiones más tradicionales, lo hacen entre ellos. Una rivalidad que se ha materializado a través de las comisiones
  • Indexa Capital, Finizens, InbestMe , Finnanbest y MyInvestor han reducido o tienen pensado reducir las comisiones de sus productos, en especial de los planes de pensiones
  • La tecnología es el principal aliado de los roboadvisors a la hora de bajar las comisiones de sus productos
Por Sofía Cisneros

El 58% de los planes de pensiones españoles sigue cobrando la comisión máxima legal para su categoría de inversión, de acuerdo con un análisis conducido por Finizens a partir de datos de Morningstar. Además, en los últimos 10 años, las comisiones alcanzando en 2019 una media del 1,18%, según un estudio de InbestMe.

Sin embargo, dentro de ese grupo no están los roboadvisors los cuales se enfrentan al mercado con la ventaja de ofrecer comisiones mucho más bajas que la media.

Hace tres meses, Finizens anunció que bajaba por décima vez las comisiones de sus planes de pensiones. Con este cambio, la firma ofrece 5 planes de pensiones distintos para cubrir todos los perfiles de riesgo de sus inversores, con una comisión de gestión del 0,40%, y un coste total (incluyendo gestión, depositaría, gastos corrientes y otros) de 0,54% al año. Unos porcentajes muy alejados de la media del 1,18%.

Los roboadvisors quieren ganar más cuota de mercado y, además de competir con planes de pensiones más tradicionales, lo hacen entre ellos. Una rivalidad que se ha materializado a través de las comisiones. El siguiente en apuntarse a esta competición ha sido Indexa Capital.

Desde su lanzamiento, a finales de 2016, los costes totales de los planes de pensiones de Indexa Capital han bajado cinco veces. “Hemos alcanzado 150 millones de euros asesorados en planes de pensiones, es más del doble que hace un año, y con ello hemos conseguido bajar la comisión de gestión de todos nuestros planes al 0,39%. El mayor volumen de los planes de pensiones ha permitido bajar también los otros costes, de media 0,06%, llegando a unos costes totales del 0,60% de media” destaca Unai Ansejo, CEO de Indexa Capital.  De esta forma, ha pasado del 0,67% hace un año al 0,60% actual.

Por su parte, InbestMe ha reducido el coste de sus fondos indexados. La entidad ha llevado acabo algunas mejoras que provocan una reducción de hasta -0,082% de los costes totales. El nuevo coste total para sus clientes de fondos indexados se sitúa ahora en un 0,668% (antes 0,75%) y, para los importes más bajos (1.000 euros), pasa a ser un 0,658% (antes 0,72%), gracias a que: cambian algunos fondos de las carteras, bajan el TER medio en 1,9 puntos básicos (0,019%), reducen el coste de custodia de GVC Gaesco a 0,09% más IVA, es decir 0,108% (antes 0,12%), eliminan el coste de plataforma cobrado por Allfunds Bank de 0,035% de los fondos Vanguard y bajan la comisión de gestión en 0,03% en las carteras de menos importe para que se beneficien el mayor número de inversores.

Estos nuevos ajustes se suman a los realizados progresivamente desde octubre de 2019, cuando tuvo lugar la primera rebaja de costes de las carteras de fondos indexados inbestMe, lo que ha permitido una reducción global del 28%. Por lo que respecta a la modalidad ISR, la rebaja acumulada se acerca al 9% desde la fecha de su lanzamiento, en verano de 2020.

¿Se sumarán más roboadvisors a esta guerra de comisiones?

Desde Finnanbest, tienen previsto bajar las comisiones de gestión según vaya creciendo el tamaño de los planes, la primera bajada dependerá del ritmo de captación durante el año, tal y como ha explicado Frédéric Dupuy, director de Inversiones de la firma. “Según Inverco, nuestro plan de pensiones Prudente tiene la mejor rentabilidad a 12 meses frente a más de 240 planes que compiten en su categoría, así que confiamos en que podamos crecer rápidamente”, añade.

En MyInvestor, recientemente, han modificado la distribución de activos de sus carteras para dotarlas de una exposición más global e incrementar su resistencia a la volatilidad del mercado. Como consecuencia de estos cambios, se redujo el coste de los fondos en los que invierten las carteras. “El TER (Total Expense Ratio) se sitúa ahora entre el 0,13% y el 0,15%, según el perfil de riesgo. Antes de los ajustes, el TER de estos productos oscilaba entre 0,15% y el 0,17%. Este coste se suma a la comisión de gestión del 0,15% y 0,15% de custodia (IVA incluido) que aplica MyInvestor. Es decir, las comisiones totales varían entre 0,43% y 0,45%. Las más bajas del mercado”, señalan desde la entidad.

Para los planes MyInvestor Indexado S&P 500 y MyInvestor Indexado Global Stock aplican una comisión de gestión del 0,30% y unas comisiones fijas totales del 0,49%. "La comisión de gestión de nuestros planes se ha fijado en 0,30%, la quinta parte de lo que cobran muchas entidades, un 1,5%, porcentaje máximo que fija la ley para planes de renta variable", explican.

Tecnología, filosofía de gestión y voluntad: tres aspectos que permiten tener comisiones más bajas

Estas tres máximas son las que, a ojos de Dupuy, permiten ofrecer comisiones más bajas que la banca tradicional. La primera es la tecnología, una ventaja que los roboadvisors han hecho suya. “Hemos automatizado y digitalizado una gran parte de los procesos, esto hace que nuestros costes sean bastante más bajos que los de los grandes bancos, ya que estos sufren el peso de la herencia de viejos sistemas y de estructuras anticuadas y costosas”, explica.

A esto hay que sumarle una filosofía de gestión fundamentada en un modelo cuantitativo, también es, en sí, muy económica. Ya que, tal y como explica Dupuy, construir un buen asset allocation y seleccionar correctamente los mejores instrumentos de inversión no es tan costoso y es más eficaz que tener a un equipo de analistas y gestores caros que pretenden optimizar la selección de activos para intentar batir al índice. “Está demostrado empíricamente que, a medio y largo plazo, este modelo no funciona, es decir, no por pagar más se logra batir al mercado”, advierte.

El tercer punto que acaba de rematar esa posibilidad de lograr comisiones más bajas es la voluntad. “La banca tradicional tiende a aprovecharse de la lealtad y de la pasividad de sus clientes, cobrándoles comisiones exageradas, porque apuestan a que estos no se irán. Los roboadvisors tienen los bajos costes en su ADN, saben que menos comisión es más rentabilidad, y por eso intentan cobrar lo mínimo posible: para poder ofrecer el mejor producto”, argumenta.

Desde MyInvestor también destacan el papel de la tecnología en la fijación de las comisiones. “La tecnología nos permite ofrecer los mejores productos en las mejores condiciones del mercado y tener un negocio sostenible y rentable a largo plazo. Además, no sólo ofrecemos planes de pensiones con costes mínimos, sino un mix virtuoso de productos. De este modo, productos con mayor margen compensan otros más ajustados”, explican.

Presión a la baja sobre las comisiones

Para MyInvestor, el crecimiento de los roboadvisors mete presión a la banca tradicional. Por tanto, consideran que o antes o después, o bien se reducirá el número de planes de pensiones o se irán reduciendo paulatinamente las comisiones. “Es decir, la tendencia es que los productos de inversión que no aportan valor desaparezcan”, insisten.  

Además, aunque España sigue siendo un país enormemente bancarizado y las redes tradicionales siguen dominando la distribución de los productos de inversión, los expertos advierten que el escenario está cambiando gracias a la tecnología y las redes sociales, que “se han convertido en un lugar de encuentro de clientes interesados por la educación financiera y que quieren llevar el control de sus finanzas. Todavía queda mucho por hacer y, por tanto, el potencial de los neobancos y los roboadvisor es ingente”, concluye el roboadvisor.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.