Inicio / Noticia
Inversiones temáticas en Semana Santa /
​Fondos para comulgar con la Doctrina Social de la Iglesia
11:15 | 12/04/2022
  • La Doctrina Social de la Iglesia afirma que solo el desarrollo humano integral y respetuoso con la persona y con el bien común es creador de valor verdadero
  • Los seis principios éticos de la Doctrina Social de la Iglesia son: derechos humanos, respeto a la vida y promoción de la paz; respeto a los derechos laborales fundamentales; desarrollo del progreso social y el empleo; protección medioambiental; cumplimiento de las reglas del mercados; y cumplimiento de buenas prácticas del gobierno corporativo
  • AllianzGI, Tressis, Invesco, azValor o Mutuactivos son algunas de las gestoras que han lanzado fondos que invierten siguiendo los principios de la Doctrina de la Iglesia católica
Por Futuro a Fondo

El abanico de fondos de inversión que hay disponible es enorme. Podemos invertir en nuestras temáticas favoritas, como, por ejemplo, el espacio, o respetar el medio ambiente con fondos sostenibles, y también invertir en fondos que comulgan con nuestros valores religiosos, como, por ejemplo, los fondos que tienen en cuenta la Doctrina Social de la Iglesia.

Según explican desde Allianz Global Investors (AllianzGI), desde Rerum Novarum, la encíclica del Papa León XIII publicada en 1891, hasta Laudato Si’ del Papa Francisco, la Iglesia Católica no ha cesado de reflexionar sobre el papel de las finanzas y ha construido de manera progresiva un cuerpo doctrinal sobre esta cuestión. La Doctrina Social de la Iglesia afirma que solo el desarrollo humano integral y respetuoso con la persona y con el bien común es creador de valor verdadero.

Son muchos los católicos que a la hora de invertir en fondos de inversión tienen dudas sobre cómo invertir respetando los principios éticos cristianos y siendo fieles a la Doctrina Social de la Iglesia. Para ello se pueden tomar los criterios que establecen las guías de Inversión Socialmente Responsable elaboradas por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos. Con estos criterios se seleccionan aquellos fondos de inversión que van en línea con la Doctrina Social de la Iglesia, explica Eduardo J Ascariz, consejero patrimonial y asesor de inversiones, quien insiste en que "sí es posible invertir en cristiano".

Los seis principios éticos derivados de la Doctrina Social de la Iglesia son: derechos humanos, respeto a la vida y promoción de la paz; respeto a los derechos laborales fundamentales; desarrollo del progreso social y el empleo; protección medioambiental; cumplimiento de las reglas del mercados; y cumplimiento de buenas prácticas del gobierno corporativo.

Fuente: Allianz Global Investors

¿Si no se tiene en cuenta estos principios en qué tipo de inversiones se puede caer? Ascariz señala que, por ejemplo, se puede estar invirtiendo en farmacéuticas que facturen anualmente 800.000 millones de euros en píldoras abortivas y que además producen efectos secundarios para la salud. O en productos de consumo como por ejemplo el chocolate, cuyos proveedores de cacao en origen, en Costa de Marfil, y Ghana, compran niños en la frontera por 200 euros.

Fondos de inversión que aplican la Doctrina Social de la Iglesia

Con estos principios doctrinales como guía, AllianzGI lanzó en 2008 el fondo E.T.H.I.C.A., que aplica una serie de filtros específicos. Además de las exclusiones tradicionales (armas controvertidas, pornografía, juego o tabaco), las compañías se seleccionan según principios como el respeto a los derechos humanos y a la vida, la promoción de la paz y el respeto de los derechos fundamentales del trabajo.

Tressis es otra de las gestoras que cuenta con un fondo que sigue los principios de la Iglesia católica. Asesorado por Afi, Tressi lanzó en 2020 el fondo Conciencia ética que, además de criterios financieros, sigue criterios de inversión socialmente responsable, inspirados en los valores de la Doctrina Social de la Iglesia católica y su ideario ético.

Está fundamentado en criterios valorativos positivos (bienestar de la sociedad, compromiso con el tercer mundo: conciliación de vida familiar y laboral, responsabilidad y justicia social, sostenibilidad del medio ambiente y derechos laborales) y criterios negativos o excluyentes (armamento, alcohol, juego, con perjuicio para el medio ambiente o que atenten contra los derechos fundamentales). 

De la mano de azValor AM y Altum, nació en 2018 el primer fondo de inversión estilo value con una clara identidad cristiana, Altum Faith-Consistent Equity. La gestión financiera corre a cargo de la gestora de fondos azValor, mientras que Altum Faithful Investing es la entidad responsable de asesorar a azValor en lo relativo a los criterios éticos de la cartera.

“Mediante la creación de este fondo queremos que el inversor tenga a su disposición un producto que combine lo mejor de los dos mundos: por un lado, una gestión de activos de primera línea, gracias a la gestión de azValor, y por otro la certeza de que todas y cada una de las empresas en las que invierte el fondo respetan en sus fines y criterios los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, gracias al asesoramiento de Altum”, señala Borja Barragán, fundador de Altum Faithful Investing.

El más reciente es el que acaba de lanzar Mutuactivos. La gestora ha presentado un nuevo fondo de renta variable internacional, Mutuafondo Impacto Social FI. Se trata del primer vehículo de inversión de Mutuactivos con objetivo sostenible, catalogado como artículo 9 bajo el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR).

El fondo invertirá, principalmente, en compañías que busquen de manera activa mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas, tanto a través de sus procesos y operaciones, como de los bienes o servicios que ofrecen. Del mismo modo, tendrá en cuenta la Doctrina de la Iglesia Católica y tratará de evitar compañías que participen en sectores cuya actividad atente contra su ideario.

Un ETF católico

En 2019, Invesco anunció el lanzamiento del primer ETF que ofrece exposición al MSCI Europe respetando el criterio SRI y valores de la Iglesia Católica. Se trata del fondo Invesco MSCI Europe ESG Leaders Catholic Principles UCITS ETF (ICPF IM).

Según explica la gestora, el fondo invierte en empresas europeas que están alineadas con las directrices de responsabilidad y sostenibilidad basadas en la combinación de los criterios de exclusión subyacentes en el índice MSCI Europe SRI y en el índice MSCEI Europe ESG. A estos criterios, se han añadido otros de exclusión que respetan los principios católicos, completando así el fondo.

“Los criterios ambientales, sociales y de gobierno (ESG, según sus siglas en inglés) son cada vez más importantes para los inversores que quieren incluir criterios éticos también a través de sus opciones de inversión”, sostiene la gestora. 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.