Informe de UBS y Afi /
Todo sobre los activos reales
16:30 | 29/11/2021
  • Los activos reales son bienes físicos, generalmente tangibles, que tienen valor intrínseco. En definitiva, su naturaleza y propiedades les hace tener valor en sí mismos, a través de su explotación
  • Los diferentes tipos de activos reales que podemos encontrar en los mercados son: materias primas, recursos naturales, real estate, infraestructuras y propiedad intelectual
  • Algunas características generales son: correlación negativa con mercados financieros, protección ante eventos no esperados de inflación y capacidad de ofrecer un retorno absoluto positivo
Por Futuro a Fondo

No todos los activos tienen por qué ser financieros como lo son las acciones o los bonos; también hay activos digitales, como, por ejemplo, las criptomonedas, o activos reales, en los que se ha centrado un reciente estudio de UBS AM en colaboración con Afi. Tal y como los definen en el informe, los activos reales son bienes físicos, generalmente tangibles, que tienen valor intrínseco. En definitiva, su naturaleza y propiedades les hace tener valor en sí mismos, a través de su explotación. Esta es una de las claves a la hora de diferenciarlos frente a activos financieros, cuyo valor, mayormente económico, depende de su capacidad de ser transferido. En los activos reales se incluyen materias primas, recursos naturales, real estate, propiedad intelectual e infraestructuras.

De forma reciente, este grupo de activos están teniendo un especial foco de atención entre aquellos inversores que buscan diversificar sus carteras más allá de los activos tradicionales. Algunas características generales de los activos reales no cotizados, que presentan importantes ventajas para las carteras de inversión, son las siguientes:

Correlación negativa con mercados financieros, lo que ofrece diversificación a las carteras. Según el informe, la correlación de las infraestructuras globales es -0,1 frente a la renta fija y renta variable mundiales. Además, presentan correlaciones cercanas a 0 con el resto de los activos alternativos y activos no cotizados. Esto supone incluso un factor diferencial frente a otros activos alternativos, como el private equity o los hedge funds, que presentan unos niveles de correlación más elevados (superiores al 0,5) con la renta variable global.

Protección ante eventos no esperados de inflación, en la medida en que algunos de estos activos reales forman parte directa de los indicadores de precios. Es el caso, por ejemplo, de las materias primas: la energía o los productos no elaborados forman parte de estos activos reales que forman parte de los índices de precios al consumo de todos los países del mundo. También en el caso de infraestructuras, las tarifas de los servicios suelen estar ligadas a un índice de precios al consumo en base al que se realiza una revisión anual de las mismas. Por su parte, el real estate también es un activo que nos protege contra la inflación ya que el valor del activo varía con la variación de precios.

Capacidad de ofrecer un retorno absoluto positivo, proveniente de la generación de flujos de caja y revalorización del activo.

Características especiales

Estas ventajas se derivan de algunas de las características especiales que presentan los activos reales que, en ocasiones, ofrecen unas primas de riesgo especiales, como la prima por iliquidez:

Iliquidez. Mientras que los activos tradicionales cuentan con una elevada liquidez, los activos reales, con excepciones, pueden ser difíciles de convertir en efectivo. Los mercados en que cotizan, generalmente privados, no disponen de la liquidez, eficiencia y accesibilidad con la que cuentan los mercados financieros tradicionales.

Inversión de largo plazo. Como consecuencia de su iliquidez, se tratarán, por lo general, de inversiones de muy largo plazo.

Grandes volúmenes de inversión. Por lo general, se exigirán grandes volúmenes de desembolso en la medida en que se tratará de activos no divisibles.

Principales tipos de activos reales

Los diferentes tipos de activos reales que podemos encontrar en los mercados son:

Materias primas. Se consideran materias primas aquellos bienes estandarizados que existen en abundancia y suelen extraerse de la naturaleza para construir o fabricar bienes de consumo. Para diferenciarlos de los recursos naturales, se suele entender que las materias primas incorporan ciertas alteraciones por parte de los seres humanos. En la medida en que los inversores suelen tomar posiciones en estos tipos de bienes vía futuros o forwards, se consideran activos alternativos cotizados.

Recursos naturales. Los recursos naturales son activos reales que se encuentran sin alteración y en grandes cantidades en la naturaleza.

Real estate. Compra de una propiedad inmobiliaria, pero transferible, con el objetivo de obtener una rentabilidad, no para beneficiarse de su uso. Podremos tener real estate residencial, oficinas, centros comerciales, entre otros.

Propiedad intelectual. Activo real intangible que puede mantenerse en propiedad a través de derechos de copyright, por ejemplo. El papel que la propiedad intelectual puede tener dentro del desarrollo de una sociedad o economía lleva a que las rentabilidades esperadas puedan ser elevadas, si bien con una amplia volatilidad y notables complejidades de valoración del activo.

Infraestructuras. En finanzas, infraestructuras se definen como activos y sistemas fundamentales para el buen funcionamiento de una economía. Las características básicas de las infraestructuras, que las convierten en un activo atractivo para tomar posiciones, están relacionadas con su carácter monopolístico y esencial, así como la generación de flujos de caja recurrentes, con una larga duración de los proyectos.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.