Especial Día de la Educación Financiera /
Inflación, interés compuesto y diversificación
Por Futuro a Fondo

Los españoles vamos justos en cuanto a conocimientos financieros se refiere. Según la Encuesta de Competencias Financieras de la CNMV, hay tres conceptos muy importantes que no acababan de quedarnos claros: un 40% dijo no estar familiarizado con la inflación, un 50% no entendía bien el interés compuesto y un 51% no conoce la diversificación.

La inflación se refiere al aumento de precios de bienes y servicios en un periodo de tiempo. Otra forma de definirlo es como la disminución del valor del dinero respecto a la cantidad de bienes o servicios que se pueden comprar con dicho dinero.

Es decir, si tenemos un servicio, como puede ser ir en autobús, y el precio de este servicio aumenta con el tiempo, tenemos inflación. También podría verse como que el valor del dinero ha menguado, debido a que, para un mismo servicio, hay que pagar más dinero.

Interés compuesto. Comenzar a ahorrar cuanto antes y realizar aportaciones periódicas son dos elementos clave para la inversión a largo plazo. El principal motivo está en el poder del interés compuesto, que hará que nuestros ahorros crezcan más rápido. El interés compuesto es aquel que se va sumando al capital inicial y sobre el que se van generando nuevos intereses. El dinero, en este caso, tiene un efecto multiplicador porque los intereses producen nuevos intereses.

Por ejemplo, imaginemos que invertimos 1.000 euros para una rentabilidad media del 10% anual, el interés simple de ese capital inicial sería al cabo de 10 años de otros 1.000 euros. Sin embargo, si reinvirtiésemos ese 10% de rentabilidad anual aumentando la base de capital, el retorno obtenido al cabo de 10 años sería de 2.600 euros, que es un 60% más de rentabilidad.

Por último, tenemos la diversificación, que viene a ser lo mismo de aquello que se dice de “no poner todos los huevos en la misma cesta”. La diversificación consiste en invertir en diferentes activos financieros como bonos, acciones, divisas o derivados; activos reales como materias primas y otros activos fijos. De esta forma, la cartera está más protegida ante posibles eventos de mercado.

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.